¿Eres de los que espera a tener un problema en la boca para visitar al dentista? Pues es un completo error. Si solo acudes a tu dentista cuando sientes dolor en alguna parte de la boca o cuando ves que algo no va bien, es probable que exista algún problema en un estado avanzado. Algo que podría evitarse con las revisiones rutinarias de prevención. Toma nota de cada cuánto deberías visitar a tu dentista en Santiago como mínimo y protege tu boca de futuros problemas.

Cuál es la frecuencia adecuada para visitar al dentista

Lo cierto es que puedes hacer una visita en tu clínica dental en Santiago siempre que quieras. No existe un máximo de veces al año para acudir a una revisión. Sin embargo, sí que se puede definir un mínimo para que tu boca esté siempre en las mejores condiciones.

Como poco, no puede faltar en tu boca una revisión profesional cada año, aunque la recomendación es que vayas al dentista al menos dos veces por año, una cada seis meses. La clave de esta frecuencia se encuentra en la posibilidad de detectar diversos problemas en sus primeras etapas. Lo que hará que sean mucho más fáciles de tratar, que se minimicen sus consecuencias y que el tratamiento sea mucho menos costoso para el paciente.

Consecuencias de no visitar al dentista

Incluso si llevas una buena higiene dental y cuidas de tu boca, debes acudir a revisión al dentista. De no hacerlo, las consecuencias para tus dientes a largo plazo pueden ser nefastas. Por ejemplo, podrías desarrollar enfermedades que no se detectan a simple vista con facilidad o empeorar problemas de maloclusión o posición de algunas piezas dentales.

Te esperamos en nuestra clínica dental de Santiago para tus dos citas anuales. Confía en un método profesional y seguro para que tu sonrisa esté siempre perfecta.

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *