8 urgencias dentales y cómo solucionarlas

urgencias dentales

Aunque mantengas una buena rutina de higiene bucodental y visites a tu dentista de forma periódica para realizarte revisiones, lo cierto es que las urgencias dentales pueden suceder en los momentos menos previsto. La fractura de una pieza, la aparición de un absceso, el dolor de muelas… todos ellos requieren atención inmediata.

Por ello, en este artículo, desde nuestra clínica dental en el centro de Santiago, te explicamos cuáles son las ocho urgencias dentales más frecuentes y cómo debes actuar ante ellas.

Urgencias dentales: cómo actuar y tratarlas.

Ante una urgencia, es recomendable acudir lo antes posible a tu dentista. Sin embargo, es importante conocer los cuidados necesarios para paliar el sangrado, el dolor o cualquier otro síntoma.

Dolor de muelas

El dolor de muelas u odontalgia está relacionado, en muchos casos, a la caries y/o a la aparición de las muelas del juicio. Es aconsejable no automedicarse y visitar a un profesional, quien, mediante una evaluación, podrá determinar el origen de las molestias y realizar tratamientos como empastes u endodoncias. No obstante, para calmar el dolor, se puede aplicar una compresa fría en la zona, evitar el consumo de alimentos muy fríos o calientes y enjugar la boca con agua tibia.

Fractura de un diente

Ante la fractura de una pieza dental, se debe acudir al dentista para que determine el grado de afectación y pueda reconstruir la pieza. Hasta entonces, es recomendable limpiar el trozo de diente desprendido, enjuagar la boca con agua tibia y aplicar una compresa fría para evitar la inflamación.

Pérdida de una pieza dental

En ocasiones, un golpe o una caída pueden provocar el desprendimiento completo de una pieza. En estos casos, intenta mantener la calma, recoge y limpia el diente, no intentes volver a colocarlo y presiona suavemente la zona para detener el sangrado. En muchos casos, los dientes que han sufrido una avulsión pueden reimplantarse, pero debe hacerlo un profesional.

Aflojamiento de un diente

Otra de las consecuencias de recibir un golpe en la boca es el aflojamiento o la luxación de una pieza. En estos casos, evita tocarlo con los dedos o la lengua y apretarlo con los dientes. Una vez en la clínica, un profesional podrá evaluar la afectación de la raíz.

Absceso dental

El absceso es uno de los síntomas de la presencia de una infección activa en la boca, por lo que es importante que no te automediques y que acudas a visitar a tu dentista, incluso en caso de que, a los pocos días, desaparezca. Si la inflamación es muy acusada, se pueden aplicar compresas frías en la zona de la mejilla afectada.

Mordedura en los labios o las mejillas y urgencias dentales

Esta situación puede producirse de diversas formas: practicando deporte, hablando o simplemente comiendo. Si la herida es considerable, aplica presión con una gasa hasta visitar a tu dentista. En algunos casos graves, pueden ser necesarios puntos de sutura.

Pequeñas heridas intraorales causadas por los brackets

En ocasiones, los brackets y el arco metálico de ortodoncia pueden provocar pequeñas heridas intraorales que pueden tratarse con cera. Sin embargo, en caso de que se desprenda un bracket, es importante visitar al dentista para que vuelva a colocarlo en su sitio. Si, además, el arco de ortodoncia se desplaza, provocando heridas en las encías o las mejillas, se debe consultar inmediatamente con un profesional.

Fractura de la mandíbula como urgencias dentales

Este tipo de urgencia se produce como consecuencia de golpes y caídas muy fuertes. En estos casos, se debe intentar movilizar la mandíbula y acudir urgentemente a un hospital.

 

Si tienes alguna duda sobre alguno de estos problemas bucodentales o quieres agendar una cita, puedes ponerte en contacto con nosotros en los teléfonos (+569) 9144 9771 / (+562) 2699 0592 o dejarnos tus datos en el formulario de nuestra página web.

 

 

Progreso de lectura
Comparte este artículo
Facebook
Twitter
Acerca del autor
Picture of CD Beladent
CD Beladent
CONTACTO

Ven a vivir una nueva experiencia dental